Actividad para entrenar la atención con niños

La atención es imprescindible para mantenerse conectado con todo lo que nos rodea y es especialmente importante en edades tempranas.

Te presento una actividad que puedes hacer desde casa a modo de juego y que a tu hijo le servirá para entrenar su capacidad de atención y concentración.

El juego es muy sencillo y divertido a la vez, es fácil de preparar y le puedes dedicar el tiempo que quieras (de 1 minuto en adelante).

Te explico qué necesitas y cómo funciona:

Nombre del juego: Las puertas del túnel.

Material:

  • 1 tubo (rollo gastado de papel de wáter o cocina, por ejemplo).
  • Juguetes o muñecos pequeños (deben pasar por el tubo).
  • Cartón para tapar los extremos del tubo.
  • Celo para sujetar mejor el cartón.

Dificultad: fácil

Preparación previa:

  • Recorta cartón del tamaño del diámetro del tubo que has elegido. Prepara dos piezas del mismo tamaño y coloca una en cada extremo del tubo. Estos recortables serán puertas.
  • Engancha con celo las puertas en cada lado del tubo. Pon sólo una tira de celo para que la puerta se pueda abrir fácilmente.
  • Elige 3 o 4 muñecos para empezar (no más) y colócalos en fila, esperando para entrar todos juntos (uno por uno) en una de las puertas del túnel.

Cómo se juega:

  • Se abre la puerta del túnel en la que los muñecos estaban esperando para entrar y empiezan a pasar uno a uno. Entonces irás diciendo el nombre de ellos cada vez que entren dentro.
  • Cuando estén ya todos dentro, se cerrará la puerta que estaba abierta y se abrirá la que estaba en el otro extremo del túnel.
  • Entonces tu hijo tiene que ir diciendo quién saldrá sin mirar por el túnel.

Te paso ahora un vídeo en el que puedes ver mejor a qué me refiero.

Las puertas del túnel (nivel 1)

Sencillo, ¿verdad?

Puedes ir colocando más o menos muñecos en función de cuán complicado le esté resultando a tu hijo hacer el juego.

Ahora vamos a complicarlo un poco.

Después de que se cierre la puerta de entrada, impedirás que se abra la puerta de salida para que los muñecos reculen hacia atrás.

Así los niños se darán cuenta que los muñecos saldrán en un orden distinto al que tenían previsto inicialmente.

Mira el vídeo para ver mejor a qué me refiero.

Las puertas del túnel (nivel 2)

¿Qué te parece? Esto es más complicado, ¿verdad?

Con este tipo de juego entrenas el hecho de ir adelante y atrás en el seguimiento de una historia, ya sea leyendo o escuchando a alguien.

Si a tu hijo le resulta todo muy fácil será genial, significa que se le da bien mantener la atención aunque los muñecos desaparezcan.

Y si no es así ya tenéis una actividad que podéis hacer cuando tengáis un rato libre, verás qué bien os lo pasáis.

 

¿Te ha gustado este juego? Mira entonces «Haciendo bocadillos«, creo que también te puede gustar 🙂

Add A Comment